Énfasis Valórico Noviembre ESPERANZA

LA ESPERANZA ES EL ESTADO DE ÁNIMO EN EL CUAL SE CREE QUE AQUELLO QUE UNO DESEA O PRETENDE ES POSIBLE. YA SEA A PARTIR DE UN SUSTENTO LÓGICO O EN BASE A LA FE, QUIEN TIENE ESPERANZA CONSIDERA QUE PUEDE CONSEGUIR ALGO O ALCANZAR UN DETERMINADO LOGRO. POR EJEMPLO: “ES UNA ENFERMEDAD MUY DURA, PERO TENGO ESPERANZA EN QUE SALDRÉ ADELANTE”, “EL EQUIPO QUEDÓ A DIEZ PUNTOS DEL PUNTERO AUNQUE NO PIERDE LA ESPERANZA DE CONSEGUIR EL TÍTULO”, “YA PERDÍ LA ESPERANZA: NO CREO QUE PUEDA CONSEGUIR TRABAJO ANTES DE FIN DE AÑO”.
LAS PERSONAS SUELEN AFERRARSE A LA ESPERANZA CUANDO SE ENCUENTRAN EN UNA SITUACIÓN COMPLICADA. SE TRATA DE UN RECURSO QUE LOS AYUDA A NO CAER EN LA DEPRESIÓN, BASADAS EN LA IDEA FÉRREA DE QUE PRONTO LAS COSAS MEJORARÁN. ESA CONFIANZA ACTÚA COMO ESTÍMULO Y APORTA FUERZA Y TRANQUILIDAD; POR OTRO LADO, CUANDO SE PIERDE O RESULTA DIFÍCIL ALCANZARLA, LA VIDA SE VUELVE UNA ARDUA BATALLA CONTRA LOS OBSTÁCULOS.
LA ESPERANZA, POR OTRA PARTE, ES UNA DE LAS TRES VIRTUDES TEOLOGALES (JUNTO A LA FE Y LA CARIDAD). PARA LA TEOLOGÍA CRISTIANA, LA ESPERANZA ES LA VIRTUD QUE CAPACITA AL HOMBRE PARA TENER CONFIANZA DE ALCANZAR LA VIDA ETERNA CON AYUDA DE DIOS.